El adecuado uso del lenguaje corporal es indispensable para vender y la sonrisa forma para de él y todo vendedor/a debe aprender a usarla de manera oportuna.

la sonrisa para vender

El uso de la sonrisa para vender.

¿Cómo usar la sonrisa para vender?

  • No se debe sonreir todo el tiempo:

Aunque la sonrisa tiende a ser cautivadora, no es adecuado sonreír todo el tiempo, porque en algunos casos puede percibirse como falta de seriedad. Cuando se entra en contacto con un cliente, entonces puede hacerse el saludo y sonreir para demostrar que se está en la mejor disposición de servir, luego se inicia un diálogo relajado y primero se debe percibir el tipo de personalidad del cliente, su estado emocional, si tiene prisa o no, etcétera. La empatía es de enorme importancia en las ventas, en algunos casos ciertos clientes desean que les enfaticen con seguridad que el producto es confiable y en esos casos la sonrisa no es adecuada, mientras que en otras situaciones sí cabe la sonrisa como cuando se está vendiendo placer.

  • Si el cliente sonríe, el vendedor también debe hacerlo:

Si por cualquier circunstancia, el cliente sonríe, entonces el vendedor debe aprovechar ese momento para sonreír también y así demostrará empatía.

  • Es adecuado sonreír cuando se evoca en el cliente sentimientos positivos:

Anclar el producto a un recuerdo positivo es una de las técnicas más efectivas para vender, entonces al hacer las preguntas adecuadas y evocar en el cliente emociones agradables, entonces es el momento ideal para sonreír y asociar el producto o servicio a esas sensaciones. En el SENSACIONAL PROGRAMA PARA VENDEDORES de Anthony Yalet, se muestra una amplia cantidad de técnicas para vender a diferentes tipos de clientes basados en variadas clasificaciones que la psicología ha estudiado. Al estudiar y aplicar los fundamentos de este impresionante programa, tendrás los argumentos necesarios para convertirte en un vendedor estrella con toda seguridad.

  • Sonreír como un gesto de seguridad cuando se ha realizado el cierre de una venta:

En el momento en que ha ocurrido el cierre de la venta, entonces es aconsejable un apretón de manos, una señal de aprobación y una sonrisa de alegría interna, pero a la vez de seguridad, se pueden combinar con expresiones como las siguientes: ¡felicidades, ha realizado una gran inversión!, ¡me satisface que una gran empresa como la suya sea parte de nuestros clientes!, ¡Sr. Fernández, ha tomado una gran decisión!

Explora con más detalle el maravilloso mundo de las ventas, para ello te invitamos a descargar totalmente GRATIS, el reporte “Los Secretos del Buen Vendedor”. Haz clic AQUÍ.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *